Páginas vistas en total

domingo, 22 de febrero de 2015

ALGUNOS CONSEJOS PARA EL CULTIVO DE ORQUIDEAS

Puede parecer raro pero hay que procurar que no haya manzanas, tomates, nueces u otras frutas que despiden etileno al fermentar cerca de plantas con inflorescencias, pues éste provocaría la caída de los botones florales.
Uno de los problemas más comunes de estas orquídeas es la caída de los botones florales cuando están a punto de abrirse.
Cuando está inflado por abrirse es particularmente sensible a cambios ambientales de temperatura, iluminación ó humedad.
Un cambio brusco en cualquiera de estas variables puede producir que aborten los pimpollos.
La polución ambiental con gases de combustión (aunque sea el cigarrillo) también produce el mismo efecto.
De modo que no conviene moverlas demasiado en este período y tenerla reparada de cambios bruscos del ambiente.
El mejor lugar es uno alejado de las fuentes de calefacción, ventilado y donde no descienda demasiado la temperatura durante la noche (como se dijo, no menos de 16ºC).
Además, si el lugar está bien reparado de la luz fuerte será mejor, ya que durante este período (el de la apertura de las flores) se definen además el tamaño y los colores de la flor.
En una casa o piso/apartamento, quizás el mejor sitio sería cerca de la ventana del salón o del cuarto de baño si ésta mira al Este o al Oeste.
Las ventanas al Sur (o al Norte en el hemisferio Sur) suelen tener demasiado sol, aunque en este caso es también posible si tomamos algunas precauciones como el poner una cortina fina (que cerraremos en las horas en las que el sol da mas fuerte), o colocamos otras plantas que proyecten una especie de semisombra, solución esta última que, para mi , es la más estética, además de que nos beneficiaremos del microclima que crearán las plantas.
Otras causas de caída de botones florales pueden ser una insuficiente humedad relativa ambiente o, como he mencionado anteriormente, unas temperaturas nocturnas demasiado bajas.
Si hubiese raíces muertas (se las reconoce pues suelen estar "desinfladas" y ser de color marrón) hay que cortarlas utilizando unas tijeras que habremos pasado antes por la llama de una hornalla con el fin de esterilizarlas (importante esto evita la transmisión de virus).
Se debe tener especial precaución durante los meses de invierno con la calefacción.
Los equipos de calefacción pueden secar mucho el ambiente por el simple hecho de elevar la temperatura en un ambiente cerrado.
Al aumentar la calefacción la orquídea se encontrará con un ambiente más seco y transpirará más.
Dentro de ciertos límites, las Phalaenopsis lo toleran fácilmente, ajustando el riego basta.
Pero en ciertos casos, con algunos tipos de calefacción ó con temperaturas muy altas, pueden llegar a deshidratarla.
Conviene buscarlas lugares alejados de las fuentes de calefacción y estar atentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario