Páginas vistas en total

jueves, 6 de junio de 2013

KALANCHOES

Estas suculentas del género Kalanchoe, plantas verdaderamente fascinantes, algunas de las cuales se cultivan por sus atractivas hojas y otras por las abundantes y coloridas flores,son muy resistentes y darán excelentes resultados cultivadas en interior, terrazas o jardines.
Todas se pueden cultivar al aire libre durante todo el año, siempre y cuando los inviernos no sean demasiado agresivos,resisten temperaturas elevadas, no obstante para el buen desarrollo de estas plantas lo ideal es proporcionarles temperaturas que no excedan de 27ºC en verano, y no sean inferiores de 10 ºC. en invierno.
El único problema que nos podemos encontrar en el cultivo de estas excepcionales plantas es que no toleran el exceso de agua ya que conduce rápidamente a la descomposición de hojas y raíces,los Kalanchoes soportan mejor la falta que el exceso de agua, así que es mejor quedarse corto que regarlas demasiado.
Tampoco será necesario rociarlas con agua por encima, si se decide mojar toda la planta para limpiarla de polvo o por cualquier otro motivo, conviene inclinar ligeramente toda la maceta para que caiga el agua depositada en las concavidades de las hojas,el estancamiento de agua sobre las hojas puede pudrirlas y no queremos eso.
Se reproducen entre mayo y junio, aunque la mayoría de kalanchoes se pueden multiplicar con gran facilidad prácticamente durante todo el año,para realizarlo se cortan esquejes apicales de tallo de unos 10 cm de largo, hay que dejarlos un par de días en un sitio seco para que el corte cicatrice,se insertan en una maceta pequeña con sustrato para cactus o parecido mezclado con arena gruesa,se mantiene a unos 21ºC hasta que los nuevos brotes sean evidentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario