Páginas vistas en total

lunes, 29 de abril de 2013

LA FLOR DE LAS ORQUIDEAS

Las flores de las orquídeas son a la vez masculinas y femeninas (como en la mayoría de las plantas),aunque las flores poseen tanto órganos masculinos como femeninos, lo habitual es que las células masculinas sean llevadas hasta los órganos femeninos de otra flor distinta.
Este transporte recibe el nombre de polinización ya que las células masculinas se asocian formando lo que conocemos como polen.
Cuando hablemos de los mecanismos de polinización comprenderemos la razón del colorido y vistosidad de las flores,las flores de las orquídeas se agrupan generalmente en espigas o racimos.
Las espigas pueden presentar muchas o pocas flores, en cuyo caso hablaremos de inflorescencias densas o laxas, respectivamente.
Las flores presentan un solo plano de simetría especular, que las divide en dos mitades, por lo que se dice que son zigomorfas o de simetría bilateral.

Se especula con la posibilidad que en un principio estas flores tenían simetría radial y que debido a la especialización en los mecanismos de polinización, mediante insectos específicos, provocó los cambios en las piezas florales que observamos hoy.
Un fenómeno interesante es el de la Resupinación, que es proceso mediante el cual la flor gira 180º durante su apertura, de forma que las piezas florales que vemos, en realidad están invertidas,la mejor forma de describir una orquídea es mediante una representación gráfica que ayude a los no iniciados a identificar las distintas partes de una flor de orquídea, por ello es conveniente que se visualice detalladamente en los siguientes gráficos:
Generalmente una flor de orquídea presenta tres sépalos, que se colocan en segundo plano (externos) y tres Pétalos en primer plano (internos),entre los pétalos cabe destacar, el que se coloca en posición central, también conocido como labelo, este es muy importante tanto para la identificación de la orquídea como para el proceso de polinización.
Las flores se encuentran unidas (en la inmensa mayoría de las especies) al tallo, mediante el Ovario, que es donde se encuentran las células reproductoras femeninas.
El Ginostemo es una estructura encargada de dar soporte a los Polinios (los cuales contienen a los granos de polen, agrupados en másulas), en cuyo extremo se encuentran los Retináculos (cuando hablemos del proceso de polinización mediante insectos se aclararán estos conceptos).
El Rostelo es una estructura cuya función es la de impedir la autofencundación de la flor,por último, otra pieza floral importante es el Espolón, que aunque su función es la de contener néctar, con que recompesar a los polinizadores, veremos que la mayoría de las especies no suministran este néctar, en otras palabras es una forma de engañar a los polinizadores.
Para que se produzca la floración, han de pasar al menos 3 años, durante los cuales la planta y su bulbo va creciendo.
No todos los años florece la misma planta, especialmente en años con invierno y primavera secos.
Ha de tenerse en cuenta que en la mayoría de los casos las plantas han de almacenar en un nuevo tubérculo las sustancias nutritivas necesarias para el desarrollo de la nueva planta para el año siguiente.
Esto quiere decir que la mayoría de las plantas tienen dos o más tubérculos durante la época de floración: uno que será consumido para generar el tallo y las flores y otro(s) que permitirán el nacimiento de la una nueva planta para el año siguiente.
De ahí el nombre de orquídeas:
Orchis: del griego orkhis (testículos), por el parecido de los tubérculos con este órgano masculino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario