Páginas vistas en total

jueves, 16 de enero de 2014

BISMARCKIA NOBILIS O PALMERA DE BISMARK

Nombre científico:Bismarckia nobilis
Nombre común:Palmera de Bismarck
Familia:Arecaceae
Origen:Madagascar
Palmera de tronco simple, grueso, de unos 15-25 m de altura y hasta 35 cm de grosor,sus hojas palmeadas,erectas o ligeramente curvadas, de color verde azulado, cubiertas en el pecíolo de una cera blanca,con segmentos en número de 50-75, largos e Inflorescencia con ramificaciones cortas,su fruto es ovoide, de unos 4 cm de diámetro, de color marrón oscuro.
Es una de las palmera que obedecen a un crecimiento más bien lento,destaca por el color gris azulado de sus hojas, que la convierten en una de las palmeras más vistosa que se pueden encontrar,en zonas donde se ven libres de heladas se las puede ver plantadas en alineaciones, o formando grupos a diferentes niveles creando unas bonitas composiciones pero como ejemplar solitario es excelente,buena para decorar patios,terrazas y pequeñas parcelas,en interiores muy iluminados también se la puede plantar, pero no es tan habitual necesitarian mucha luz o una gran ventana o un bonito tragaluz,pero incluso en parques de zonas frias como Guadalajara pueden estar asi de bonitas.
CULTIVO
Necesita una exposición soleada incluso desde joven,no soporta las heladas aunque puede resistir hasta -4ºC las plantas adultas y adaptadas,es un planta que se cultiva al exterior en muchas regiones mediterráneas.
Tolera suelos pobres, aunque prefiere suelos fértiles y bien drenados,si hay que extraerla del suelo es preciso hacerlo con mucho cuidado, ya que es difícil el trasplante, se muere si pierde el cepellón de tierra,son un poco sensibles.
RIEGO EXTERIOR
El riego debe ser frecuente desde que se planta una palmera en el jardín hasta que tiene unos dos años. Después de este periodo la palmera ya se habrá establecido en la tierra y será capaz de mantenerse con el agua de lluvia o con pocos riegos.
No obstante, si quieres que crezca rápido, riega y abona.
Muchas palmáceas son tremendamente resistentes a la sequía, pero hay otras más exigentes que viven en la Naturaleza junto a los márgenes de ríos y zonas pantanosas,los Palmitos (Chamaerops humilis), por ejemplo, originarios del Mediterráneo occidental, están entre las palmeras que menos agua necesitan para sobrevivir.
Palmito (Chamaerops humilis)        
Ten en cuenta que siempre una palmera consumirá más agua si:
Está a pleno sol o en un lugar de sombra.
Si le azotan vientos secos, más que si está protegida de ellos.
En un suelo arenoso, que es más seco, hay que regar más que en uno arcilloso. 
RIEGO INTERIOR
Dentro de casa, la frecuencia del riego dependerá de varios factores:
Cuando hace calor y las habitaciones tienen calefacción, la humedad del aire es baja y las plantas consumen más agua,requerirán por tanto, más riego y aumentar la humedad ambiental mediante pulverizaciones sobre hojas.
Si la temperatura es baja, crece poco, consumen menos agua y hay que regar por tanto menos.
La especie de que se trate también es importante porque unas precisan más y otras menos y si es grande o pequeña.
No obstante, las condiciones que normalmente encuentran las palmeras en interiores raramente favorecen un crecimiento vigoroso.
De media se riega una ó dos veces por semana en verano y cada 15 días en invierno,comprueba la humedad del sustrato cada tres ó cuatro días introduciendo los dedos,siempre más vale quedarse corto que pasarse con el riego,eso para casi todas las plantas es lo mejor,en cuanto al substrato de las palmeras debe estar húmedo, no encharcado ni empapado,un sustrato o tierra con mapito sera de agradecer,asegúrate que la maceta drena correctamente y que no se queda acumulada agua en el fondo o pudrira sus raíces.
ABONO EN INTERIOR
Para el mantenimiento de palmeras en interiores pueden emplearse muchos tipos de fertilizantes minerale,deben incluir nitrógeno, fósforo y potásio como elementos imprescindibles al igual que magnesio o microelementos (hierro, cobre, manganeso, etc.) si puede ser,como:
Fertilizantes de liberación lenta en gránulos o bastoncillos.
Fertilizantes líquidos que se diluyen en el agua de la regadera.
Abonos foliares si quieres que la planta responda más rápidamente,las palmeras cultivadas en interior crecen poco y por tanto no necesitan muchos nutrientes, es suficiente aportar pequeñas cantidades de abono,como en el riego, el exceso hará mas daño que el hecho de quedarse corto,la fertilización será mayor durante los meses de verano, cuando el crecimiento es mayor,abona o fertiliza en verano una vez al mes,las plantas cultivadas en lugares con buena luminosidad necesitan mayor cantidad de nutrientes, en especial nitrógeno.
Aparte del abono, es casi más importante hacer un cambio de maceta cada uno ó dos años según la variedad,para regenerar su tierra o medio raticular.
ABONO EN EXTERIOR
Las palmeras en general no exigen suelos ricos en nutrientes,no obstante (igual que pasa con el riego) si abonas todos los años lo agradecerán creciendo con rapidez y ofreciendo unas palmas de color verde intenso.
Si el suelo es pobre y malo deberás abonar con más razón,en climas lluviosos y con suelo arenosos hay más pérdida por lavado de minerales en profundidad, fuera del alcance de las raíces, por lo que se debe aportar una mayor cantidad que en suelo arcilloso y fraccionarlo en varias veces en el año.
El abonado puedes hacerlo optando por uno orgánico o uno mineral para mas informacion lee este texto.
http://maneti-lamardeverde.blogspot.com.es/2013/04/abono-organico-o-mineral
ABONO ORGANICO
Aporta alrededor de la palmera 1 kilo de estiércol hecho si es posible con heces de caballo ya seca o mantillo, turba, etc, y mézclalo ligeramente con el suelo mediante una azada,sólo es enterrarlo un poquito, no caves más de cinco centímetros de profundidad porque dañarías las raíces superficiales,esta materia orgánica aportará nutrientes a medida que se descomponga y mejorará la estructura del suelo,año tras año.
ABONO MINERAL
En primavera unos 40 gramos por palmera de abono mineral de lenta liberación o de un abono complejo N-15-P-15-K-15,o otra opción es repartir el abono en dos ó tres veces a lo largo del año, sobre todo en suelos arenosos.
Distribuye los gránulos de fertilizante sobre el área de sombra, no sólo pegado al tronco,incorpora ligeramente al suelo y riega profusamente.
Cualquiera de las dos opciones es buena. Incluso, puedes hacer un abonado más fuerte echando ambos en el mismo año: abono orgánico + abono mineral. Pero ésto sólo si quieres conseguir un crecimiento rápido del ejemplar.
Si aparecieran indicios de deficiencias de algún nutriente, deberás corregirlo aportarlo al suelo o sobre las palmas en forma de abono foliar, ese o esos elementos que están faltando,es frecuente en suelos con exceso de cal las carencias de hierro, manganeso, cobre, etc., dando lugar a clorosis (amarilleo)
MULTIPLICACION
Se multiplica por semillas que tardan mucho en germinar,pero el tiempo merce la pena si no hay mas opciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario